El mundo del revés

Según textos antiguos, Sirsasana es el Rey de las posturas. Se trata de elevarse en equilibrio sobre la cabeza con ayuda del apoyo en los antebrazos. ¡Hola, nuevos puntos de vista! El cráneo resguarda al cerebro, que es el encargado de controlar todo el sistema nervioso. Hogar de nuestra inteligencia, conocimientos y sabiduría. El cuerpo jamás podría prosperar sin un cerebro sano.

A veces, sucede que alguien o algo más allá de nosotros nos ayuda a ver las cosas desde otro punto de vista. Si uno está lo suficientemente atento, va a aprovechar esta maravillosa oportunidad de crecimiento. ¿Cuántas veces pensamos que estamos atascados en un punto en el que no hay salida o no hay manera de que la situación cambie? Hasta que llega alguien y te muestra que sí la hay. Y jamás se te habría ocurrido, porque uno está tan concentrado en su burbuja que es imposible ver otra salida desde allí.  Nuevos puntos de vista te ayudan a crecer.

La cabeza es el centro de las cualidades sátvicas (como ser armonía y equilibrio), el tronco el de las cualidades rajásicas, que controlan las pasiones, emociones y acciones. Y debajo del diafragma está la zona que controla las cualidades tamásicas, placeres sensuales, comida, bebida, sensaciones y placeres del sexo. Se dice que la práctica regular de Sirsasana optimiza la oxigenación en las células del cerebro debido a la inversión.

Sirsasana en media postura. Al comenzar a practicar Sirsasana solemos tener temor de levantar las piernas y mantener el equilibrio. Esta es una buena opción para comenzar con menos temor.
Sirsasana en media postura. Al comenzar a practicar Sirsasana solemos tener temor de levantar las piernas y mantener el equilibrio. Esta es una buena opción para comenzar con menos temor.

De esta manera aclara los pensamientos, es un alivio para personas que tengan fatiga mental y mejora el suministro de sangre que llega a las glándulas pituitaria y pineal, de las cuales dependen nuestro crecimiento y vitalidad.

Los pulmones también se ven beneficiados. Con la práctica regular de esta asana habrá una notoria mejora en catarros y toses. No se recomienda comenzar la práctica con esta postura, sobre todo cuando se sufre de alta o baja tensión. Mejora la circulación sanguínea y suaviza presión en parte baja de la espalda. Previene várices y fortalece espina dorsal.

Emocionalmente trabaja sobre la seguridad y el equilibrio mental y emocional. Al principio sucede que uno tiene miedo de caer, de seguir de largo. Con la práctica se va tomando seguridad y firmeza hasta que, finalmente, subimos sin temor a fallar.

Yo recomiendo aprender a caer. El equilibrio está dado por la cadera, que es la parte más pesada del cuerpo. Si uno aprende a caer, no tendrá miedo de hacerlo y claramente evitará posibles lesiones. Por tanto, en caso de que nos pasemos hacia el otro lado, simplemente hay que meter el mentón hacia adentro, como haciéndose bicho bolita. Esto provocará que nuestro cuello no sufra resentimiento y uno “ruede” sin ganarse en el camino golpes innecesarios.

En conclusión, Sirsasana nos muestra un nuevo punto de vista, trabaja sobre la estabilidad emocional y la seguridad, ayuda a mantenerse equilibrado y nos enseña a caer para poder levantarnos sin miedo a sufrir daño al volver a intentar. La vida misma.

“No hay nada insignificante en el mundo. Todo depende del punto de vista”Johann Wolfgang von Goethe

Detalle de Sirsasana. Bandhas contraidos ayudarán a mantener la firmeza en la postura. Los omóplatos deben “tirar” hacia las piernas para no dejar caer todo el peso sobre los hombros y cuello. Ph: Carito Belmonte – www.facebook.com/phcaritobelmonte
Detalle de Sirsasana. Bandhas contraidos ayudarán a mantener la firmeza en la postura. Los omóplatos deben “tirar” hacia las piernas para no dejar caer todo el peso sobre los hombros y cuello.
Ph: Carito Belmonte – http://www.facebook.com/phcaritobelmonte 

 Importante: Todas las asanas deben aprenderse con la guía de un Instructor calificado.

 

Nopta: Originalmente posteado el 01/09/2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *