Prasarita Padottanasana

Hoy les presento esta postura de estiramiento intenso. Prasarita Padottanasana tiene cuatro variantes: A, B, C y D, cada una con cinco vinyasas (movimientos sincronizados con la respiración) y diferentes posiciones de los brazos. A medida que se avance con la práctica, esta postura irá evidenciando claramente la flexibilidad adquirida en las caderas.

Al realizar esta postura se puede sentir alivio en dolores leves de espalda. Fortalece, al mismo tiempo que elonga, la parte interna y posterior de las piernas y la espina dorsal. Si sos principiante y no podés tocar aún el piso con la coronilla, te recomiendo utilizar algún bloque de goma o almohadón, de ser necesario.

La distancia final entre tus pies estará regida por la relación entre el largo de tu columna y la flexibilidad de las articulaciones, así que cuanto más se abran esas articulaciones, más se deben acercar los pies, a fin que la cabeza se apoye ligeramente en el suelo.

Puede que al principio cueste mantener el equilibrio y pienses que no podrás bajar con la columna derecha. Para esto es imprescindible mantener mula y uddiyana bandha firmemente contraídos, para que el esfuerzo no se realice con la columna y se encorve. El “plegado” debe realizarse desde las articulaciones de caderas.

A través de la práctica veremos al papel fundamental que juegan estas articulaciones en cada una de las posturas. Aquí las cuatro variantes:

Prasarita padottanasana A


Prasarita padottanasana B
Equilibrio sin manos. Se debe sentir el peso del cuerpo repartido de igual manera en ambas plantas de los pies.


Prasarita padottanasana C
Se deben tomar las manos por detrás de la espalda y liberar la articulación de los hombros para lograr apoyarlas en el mat. Puede causar impresión al principio, pero bajo ningún punto de vista se debe forzar las articulaciones más allá de su capacidad. El llegar a tocar el mat con las manos requerirá de tiempo y paciencia. No se debe realizar esta postura si hay molestias fuertes en los hombros.

Prasarita padottanasana D

Con las variantes previas se ha realizado un estiramiento profundo, en esta ocasión se puede aprovechar para  ir un poco más allá. El tomar los dedos gordos de los pies da más firmeza a la base de apoyo y permite que estiremos bien la columna, siendo perfectamente conscientes de realizar ese movimiento desde caderas.

Finalmente les dejo palabras de mi Maestro, Alejandro Chiarella, en su discurso de fin de año: – La mejor manera de alimentar el espíritu es a través del silencio interno. ¿Cómo creamos silencio interno?, con las posturas que hacemos. Y entonces hacemos posturas, y ¿qué tratamos de hacer?, aflojar y soltar. Si durante la postura estoy peleando, entonces sepan que no estamos haciendo Yoga. Está bien, al principio vamos a estar peleando porque son cosas diferentes y entonces me siento incómodo. Pero en realidad lo que tengo que buscar es tratar de soltar todo. Ir a un punto donde más o menos estoy firme y luego soltar todo. Cuando se suelta todo, como espejo del cuerpo, se suelta todo en la mente. Y cuando se suelta todo, el cuerpo y la mente se abren, y según el punto de vista del Yoga lo que brilla es la luz que sos. La vida que ya sos. ¿Por qué tener que ir a buscar a un lugar en el que no estamos? “me tengo que ir a India el año que viene para buscar la iluminación”. India y la iluminación están acá y ahora, en este momento. No están en otro lado. Y esta es la enseñanza del Yoga. Es la más importante de todas. Saber que la iluminación está acá, adentro, ahora. No está en ningún otro lugar.” 

Les deseo a todos ustedes una feliz navidad y un próspero año nuevo. Pidan en grande y pidan fuerte todo aquello que quieren para el 2015, siempre en armonía con el Universo. Que pasen ambas fiestas junto a sus seres queridos, rodeados de dicha y amor. Nos volveremos a encontrar en enero. ¡Pura Vida!

“Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga.” Mahatma Gandhi.

 Importante: Todas las asanas deben aprenderse con la guía de un Instructor calificado.

Nota: Originalmente posteado el 22/12/2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *