A través de mis ojos

Estoy a veintinueve días, una hora y 45 minutos de irme a vivir a España. Para algunos parecerá poco, para otros muchos y para mí parece mucho y poco a la vez. En el mientras tanto, y vaya uno a saber por qué, me picó el bichito de la escritora. Cada tanto me pica.

Realmente no quisiera irme sin dejar plasmadas unas palabras de agradecimiento a todos y cada uno de los practicantes que me han permitido el honor de acompañarlos en su sadhana, en estos cuatro años de vida de Pura Vida Yoga, a algunos durante lapsos más cortos que otros, y otros desde los comienzos de este proyecto.

Pero para que más o menos se entienda mi gratitud, primero les voy a contar a aquellos que no nos conocen, la manera en que trabajamos en nuestra sala.

Mi Maestro es Alejandro Chiarella, Fundador y Director de Ashtanga Baires, la mejor escuela de Ashtanga Vinyasa Yoga del país, estudia y practica Yoga desde 1988.

Transmite todo su conocimiento desde un corazón generoso. Así recibo de él sus enseñanzas y así mismo me empeño en transmitirlas. Palabras tales como “no se queden con lo que yo les digo, estudien con otras personas, investiguen, practiquen, prueben todo y encuentren lo que a ustedes les funciona” son típicas de sus clases, y son las bases de mi forma de enseñar. Mi primer agradecimiento es hacia él y el equipo de Ashtanga Baires.  Mis guías. Mis faros.

Cuando le di vida a Pura Vida Yoga lo hice construyéndola con fuertes cimientos de esfuerzo, honestidad, simpleza y libertad. El nombre surgió después de haber viajado en 2 ocasiones a tierras costarricenses, donde la expresión “Pura Vida” es moneda corriente para responder a prácticamente casi cualquier pregunta y/o saludo. No es sólo un expresión más, sino que se le atribuye un significado profundo:

“Significa “Hola”, “¿Cómo estás?”“ Ey ¿qué ha habido?” Es usado tanto para un saludo informal como para una despedida amigable”

“Refleja felicidad, gratitud y satisfacción por una situación. ´Pura Vida´significa que tenés que estar agradecido por las cosas que tenés en lugar de estar sufriendo por las cosas que no tenés”

“Significa ´saludable´. Es equivalente a estar bien. Representa una apreciación profunda por vos y tu entorno”

“Significa ´llevarla suave´ o ´sin preocupaciones´. Es creer que las cosas van a salir bien. Quiere decir ver las cosas malas con optimismo. Viene a ser un sinónimo de ´Hakuna Matata´”

“Significa ´esto es vivir´. Esencialmente la vida es lo que haces de ella, entonces debés disfrutarla mientras podés. Implica , en cierto modo, el Carpe Diem. Disfruta el momento mientras el momento perdura. Es amar la vida al máximo, empezá a vivir porque la vida es corta”

“Significa un estado mental y una filosofía. Significa que todos estamos al mismo nivel. Que no importa cuál es tu situación actual, todo está bien. Entonces debés de considerar que tal vez, tu situación no sea tan mala como lo pensabas y que no importa qué tanto o qué tan poco tenés en tu vida, al final del día todos estamos juntos en este mundo y en esta vida”

A grandes rasgos, esa es la filosofía con la que se van a encontrar al asistir a las clases de Pura Vida Yoga. Todos los Pofes que son parte del equipo, trabajan de la misma manera. Mi agradecimiento profundo a ellos, quienes van a continuar impartiendo clases en ambas sedes, manteniendo viva la llama con el mismo amor con el que se plantó esta semilla.

Mi agradecimiento a ellos, porque siguen comprometiéndose con su sadhana, siguen estudiando y buscando múltiples puntos de vista que los nutra como practicantes, para luego ser mejores Instructores y guías. De ninguna manera se puede enseñar algo que primero no ha sido experimentado en uno mismo. Simplemente sigan despertando a más personas, encendiendo más llamas. Necesitamos una humanidad despierta y hemos tomado el compromiso de ese servicio.

A mis queridos alumnos qué más decirles que nunca abandonen la práctica. Ya sea que continúen con nosotros o en otras salas. Lo que me importa es que practiquen. La semilla que planten hoy es el fruto que recolectarán mañana, su práctica no es para nadie más que para ustedes mismos.

Gracias por las bromas, las cumbias om, cada comida compartida, los bailes y las risas. Son, sin exagerar, el mejor grupo de Seres Humanos que he conocido hasta ahora. Como dijo el filósofo contemporáneo “Charly, the locomotive man”, “El buen Karma, me ha permitido conocerlos. Cada uno con una vibración especial y particular que en la consonancia forma un loto brilloso, alegre y colectivo, único”

Si pudieran verse a través de mis ojos, sabrían que son la manifestación tangible del concepto y filosofía que quise plasmar en Pura Vida Yoga. Compartiendo con base en el respeto, desde opiniones diferentes hasta formas de alimentación completamente distintas y aún así encontrando un punto en común desde el amor, la empatía y la amistad. Ustedes también son mis Maestros.

Si tuviese que pedir un último deseo, no sería la Paz mundial, sino que todas las personas en el mundo pudieran relacionarse y nutrirse entre sí como lo hacen entre ustedes. La Paz mundial vendría como consecuencia y, seguramente, acompañada de mucha comida, bebida y alguno tocando el charango mientras otros le agregan Oms a los clásicos del rock nacional, internacional y demás géneros. Mi Gracias nunca va a ser suficiente.

Me llevo conmigo el sueño de expandir Pura Vida Yoga en el viejo continente, con las mismas raíces que lo hemos hecho florecer entre todos aquí y que, eventualmente, puedan alumnos, familia y amigos, pasar a disfrutar de una práctica en nuestra sede gallega. Saben que en mi casa siempre habrá lugar para ustedes y en mi sala un espacio para su mat.

Eterno agradecimiento y querencia. Pura Vida!

Mi reflejo

Me encanta tomar prestadas herramientas que me puedan ofrecer las diferentes disciplinas, deportes, filosofías, ciencias y otras yerbas, para sumar siempre a la apertura mental y el crecimiento personal. Aprendí a no encasillarme en una de ellas, así como también a no tomarlas por absolutas. Incluso en la misma senda del Yoga hay múltiples opiniones y cada una aportará algo a cada quien. Continúa leyendo Mi reflejo

En fin. O en principio

Comienza un nuevo año y pareciera que todo es diferente. Por algún motivo, es como si empezáramos de nuevo. Nos proponemos arrancar la dieta, dejar de fumar, empezar a hacer deportes, renunciar a ese trabajo que nos consume la vida, terminar con esa persona que nos anula, conocer gente nueva, hacer ese viaje. ¿Cuántos comienzos pusiste en tu lista? ¿Cuántos de esos, que habías escrito en la lista del año pasado, pudiste terminar? Continúa leyendo En fin. O en principio

Prasarita Padottanasana

Hoy les presento esta postura de estiramiento intenso. Prasarita Padottanasana tiene cuatro variantes: A, B, C y D, cada una con cinco vinyasas (movimientos sincronizados con la respiración) y diferentes posiciones de los brazos. A medida que se avance con la práctica, esta postura irá evidenciando claramente la flexibilidad adquirida en las caderas. Continúa leyendo Prasarita Padottanasana

Asparigraha

Resulta que mientras uno va transitando este camino del Yoga, tiene que vivir vida. No todo es fácil, ni está servido, ni se dejan de tener emociones que a veces hacen tormenta adentro, por ser más espiritual. Hoy estamos un paso más cerca de Samadhi, la iluminación, y si bien faltan muchos más, Lao-Tsé (el viejo Maestro) decía: –Un viaje de mil millas comienza con el primer paso. Continúa leyendo Asparigraha

Comienzos

Empezar algo nuevo. Mezcla de ansiedad y temor. Incertidumbre total que se nos escapa por los poros. Es como saltar en paracaídas. La adrenalina de ese instante en el que tomás valor para saltar del avión, al principio, en caída libre, despojados de todo sostén, con un mínimo control de la situación. Podremos hacer tal o cual movimiento que estabilice y direccione la caída, pero nada más.

Continúa leyendo Comienzos